Viernes, 30 Diciembre 2016 00:00

MSICG gana batalla contra salarios diferenciados en nueva fijación de salarios mínimos

Este día fue publicado en el Diario de Centro América el Acuerdo Gubernativo Número 288-2016, de fecha 29 de diciembre de 2016, del Presidente de la República, mediante el cual se fijan las tasas correspondientes a los salarios mínimos que regirán a partir del 1 de enero del año 2017 y que establece las mismas en Q. 86.90 diarios (equivalentes a Q. 2,643.21 mensuales) para las actividades agrícolas y no agrícolas y en Q. 79.48 (equivalentes a Q. 2,417.52 mensuales) para las denominadas actividades de exportación y de maquila.

El MOVIMIENTO SINDICAL, INDÍGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO –MSICG- valora que la fuerte batalla que ha venido librando nuestra Central Sindical a través de movilizaciones en todo el país y acciones planteadas tanto a nivel internacional como ante la Corte de Constitucionalidad en contra de la profundización de la política de imposición de más miseria a la población como política de empleo y de desarrollo empresarial impulsada por los gobiernos de OTTO FERNANDO PÉREZ MOLINA y ALEJANDRO BALTAZAR MALDONADO AGUIRRE mediante los intentos de establecer un salario mínimo diferenciado, discriminativo y aún más precario en cuatro municipios del país, con la complicidad de las entonces autoridades locales de los mismos, derivara en que el actual Presidente de la República JIMMY MORALES CABRERA se abstuviera de fijar salarios diferenciados en el país.

Sin embargo el MSICG lamenta que el mismo haya mantenido el subsidio salarial a los sectores de exportación y de maquila el cual es cargado directamente a las condiciones de vida de las trabajadoras y trabajadores en virtud del cual, cada trabajador o trabajadora en dichos sectores, dejará de percibir Q. 225.69 mensuales (equivalentes a Q. 3,159.66 anuales) en concepto de salarios que debieran pagárseles, lo que se suma a los privilegios fiscales que continúan gozando dichos sectores ante la demora de la Corte de Constitucionalidad en declarar inconstitucional el Decreto 19-2016 del Congreso de la República, Ley emergente para la conservación del empleo, inconstitucionalidad promovida por el MSICG que tiene meses de estar en estado de resolver.

Asimismo, el MSICG resalta que para el mes de noviembre del año 2016, según el Instituto Nacional de Estadística –INE-, el Costo de la Canasta Básica Vital –CBV- se situó en Q. 7,186.18 mensuales en tanto que para esa fecha y según la misma fuente, a partir de noviembre de 2015, el Quetzal, perdió el equivalente de Q. 0.04 centavos en su poder adquisitivo, lo que implica que los salarios mínimos fijados mediante el Acuerdo Gubernativo Número 288-2016, presentan un déficit en las actividades agrícolas y no agrícolas equivalente al 171.87% de su valor frente al Costo de la Canasta Básica Vital –CBV- según su costo a noviembre de 2016 y del 197.25% de su valor en el caso de las actividades de exportación y de maquila.

Siendo que la política económica y social del actual gobierno ha mantenido por un año más la obligación de las trabajadoras y trabajadores agrícolas y no agrícolas de financiar al sector empresarial guatemalteco al someterlos a intentar sobrevivir con el 36.78% de lo que se requiere para una vida digna según los datos oficiales y tan solo con 33.64% para ello en el caso de quienes laboran para las denominadas actividades de exportación y de maquila, el MSICG insta al Señor Presidente de la República a que, como un acto de congruencia con el Acuerdo Gubernativo Número 288-2016 que ha suscrito, para el año 2017, los salarios y demás gastos que financiamos las guatemaltecas y guatemaltecos que se reconozcan y se cubran del presupuesto del Estado al Señor Presidente, Vicepresidente, Ministros, Vice Ministros y demás miembros de su gabinete, se reduzcan al 33.64% de lo que representaron durante el año 2016 ya que, aun reduciéndose en un 66.36%, serán ingresos significativamente mayores a los que el Instituto Nacional de Estadística estima como necesarios para tener una existencia digna para una persona y su respectiva familia.