Miércoles, 01 Marzo 2017 00:00

MSICG remite informe al Consejo de Administración de OIT y pide Comisión de Encuesta para el Estado de Guatemala por violación al Convenio 87

Ante la proximidad de la discusión que debe realizar el Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo relativa a la decisión de instalar una Comisión de Encuesta para el Estado de Guatemala por la sistemática violación del Convenio 87 Sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación que ha sido instada sobre la base en los casos e informes sometidos por el MOVIMIENTO SINDICAL, INDÍGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO –MSICG- a los distintos órganos de control de la OIT, el MSICG ha remitido una vez más un informe detallado a dicho órgano, reiterando la superficialidad de la denominada hoja de ruta y la imposibilidad lógica de que el cumplimiento de la misma garantice el pleno respecto de la libertad sindical y manifestando que aún en los compromisos cosméticos asumidos en la misma se han operado notables retrocesos, lo cual evidencia la ausencia de voluntad política del Estado para cumplir con armonizar la legislación y la práctica al cumplimiento de los principios de libertad sindical previstos por el Convenio 87.

En su comunicación el MSICG informa al Consejo de Administración sobre el incremento de los actos de violencia antisindical ejecutados en el país, la impunidad garantizada por el Ministerio Público como política de Estado en los delitos cometidos contra sindicalistas, la ausencia de implementación de medidas eficientes para garantizar la vida e integridad física de los sindicalistas, y la interferencia de actores ajenos al movimiento sindical en los análisis de riesgo que competen a miembros del MSICG y a los sindicalistas en general recordando al Consejo de Administración que OIT ha sido congruente al no admitir que la interlocución de las trabajadoras y trabajadores sea asumida por figuras asociativas distintas a las que prevé el artículo 427 del Tratado de Versalles, la Constitución de OIT y los Convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo.

El MSICG remitió abundantes medios de prueba sobre la campaña nacional e internacional de estigmatización social, criminalización y ataque al sindicalismo y a la negociación colectiva que lleva a cabo el Estado de Guatemala en coordinación con el sector empleador y ONG’s articuladas desde distintas instituciones del Estado así como de los diferentes obstáculos que desde el Ministerio de Trabajo y Previsión Social se imponen a la libre sindicalización de los trabajadores.

El MSICG informó además respecto a la falta de avances en materia de aplicación de justicia laboral, tanto por parte de la jurisdicción privativa de trabajo como por la jurisdicción privativa constitucional, convirtiendo el fallo judicial y el amparo en instrumentos de reforma ad hoc de la legislación vigente en perjuicio de los derechos de las trabajadoras y trabajadores y esencialmente cuando dichos derechos se relacionan con la libre sindicalización y la negociación colectiva. El MSICG resaltó los graves retrocesos marcados por el accionar de la Corte Suprema de Justicia aportando abundantes pruebas que evidencian la incidencia y gravedad de tales retrocesos.

Finalmente el MSICG se refirió al sometimiento al Congreso de la República de iniciativas de Ley que no cumplen con los estándares requeridos por los Órganos de Control de la Organización Internacional del Trabajo y que violentan Convenios Internacionales y obstruyen la libertad sindical tales como las Iniciativas de Ley Números 5198, 5199 y 5232, a lo que se suma la reciente ratificación del Convenio 175 de la OIT.

El MSICG advirtió al Consejo de Administración respecto a que dichas iniciativas, además de no cumplir con los requerimientos de OIT, intentan operar una nueva sorpresa a la comunidad internacional toda vez que en materia del poder sancionatorio de la Inspección General de Trabajo, la iniciativa reproduce el procedimiento ya declarado inconstitucional por la Corte de Constitucionalidad, genera condiciones para una mayor imposibilidad práctica de que tales sanciones se apliquen de manera pronta, efectiva y persuasiva y adiciona al procedimiento previsiones que suman nuevos posibles vicios de inconstitucionalidad.

En este marco el MSICG instó una vez más al Consejo de Administración a instalar una Comisión de Encuesta para el Estado de Guatemala por la sistemática y reiterada violación del Convenio 87.

El MSICG espera que esta vez; a diferencia de ocasiones anteriores en que, bajo la fórmula del acuerdo arribado por los sindicatos que no representan los intereses de los trabajadores y el sector empresarial respecto a un cambio cosmético, que igualmente no se cumple; no se difiera una vez más la decisión, se arribe a una decisión definitiva y no se continúe propiciando el recrudecimiento de la situación en el país para quienes, en realidad y efectivamente, intentamos ejercer la libertad sindical en los términos establecidos en el Convenio 87.